Noticias

shadow

En esta sencilla guía vamos a ver algunas de las técnicas mas habituales que se realizan a la hora de extraer Hachís. Explicadas paso a paso para que todos los cultivadores interesados en realizar estas técnicas, puedan hacerlo desde casa de forma sencilla. La extracción de Hachís es un arte milenario, hace miles de años se frotaban las manos con fuerza sobre los cogollos húmedos, dejando que la resina quedará pegada a la mano para después extraerla con cuidado. Técnica milenaria conocida como elaboración de «charas», que a lo largo de los años se ha ido perfeccionando hasta llegar a las técnicas que hoy conocemos.

 

¿Que es el Hachís?

El Hachís o Hash, es el resultado obtenido tras la separación de los tricomas de la materia vegetal de la planta. Los tricomas son las glándulas que cubren los cogollos, algunas ramas y hojas de nuestras plantas de Marihuana. Se pueden dividir en dos partes principales, tronco y cabeza. Los tricomas son muy parecidos a algunas setas, en lo que a morfología se refiere. La parte que nos interesa es la cabeza de los tricomas, pues es la que contiene en su interior los cannabinoies. Los cannabinoides son los responsables de los efectos psicoactivos y medicinales del cannabis. Se puede decir que el Hachís es el conjunto de tricomas que hemos separado de la materia vegetal, cuanta menos materia vegetal contenga el Hachís, mas puro es. El hachís perfecto es aquel que solo contiene cabezas de tricomas, pues los troncos de estos no contienen ninguna sustancia que nos interese.

 hachis tricomas

 

¿Para que se utiliza el Hachís?

El Hachís se consume para obtener los efectos psicoactivos o medicinales de nuestras plantas de Marihuana, sin necesidad de fumar el resto de materia vegetal que solo aportaría alquitranes y sustancias nocivas durante su combustión. Se consume de muchas formas, vaporizado, fumado de forma conjunta con tabaco o marihuana, ingerido, etc….

 

¿El Hachís que yo extraigo de mis plantas es el mismo que se vende en el mercado negro?

Si y no. Si, porque el hachís que venden en el mercado negro proviene de las plantas de Marihuana también y No porque no es ni de lejos tan puro y bueno como el que puedes elaborar tu mismo. El Hachís que se vende en el mercado negro esta mezclado con muchos otros tipos de resinas para «cortarlo» y de esta forma poder obtener mas beneficio. Su pureza es increíblemente inferior a la pureza del Hash que puedas elaborar por ti mismo.

Un ejemplo de calidad lo puedes obtener comprando Hachís en el mercado negro. Después compra hachís de calidad en cualquier Coffee Shop y compáralos, veras que la diferencia entre ambos es abismal. Los Coffee Shops venden Hachís de primera calidad, el mismo que tu podrías elaborar en casa, mientras que en el mercado negro se vende Hachís «cortado», de calidad muy inferior.

 hachis puro

¿Como hacer Hachís en casa?

Existen muchísimas técnicas para hacer hachís de forma casera, todas ellas son buenas. En el mercado actual tenemos lavadoras que extraen los tricomas de forma automatizada, agitadores tipo «Hash Maker» para elaborar pequeñas extracciones de forma manual, etc….  Aunque las técnicas mas tradicionales son por lo general, las que mejores resultados nos aportan. Vamos a explicar como se elaboran para que podáis ponerlas en practica si estáis interesados.

Es fundamental contar con materia prima para la extracción, es decir, cogollos de marihuana o restos de la poda de la cosecha. Cualquier parte de nuestra planta de Cannabis que contenga tricomas es valida para usarla en la extracción. El único requisito es que estén completamente secos, ya que la materia vegetal húmeda no nos sirve para realizar extracciones.

 

Extracción en seco

Para elaborar una extracción en seco debemos disponer de unas mallas micradas, las cuales se venden en cualquier Grow Shop. Estas mallas se venden de forma individual o conjunta, cada una de ellas tiene en el fondo agujeros de diferentes tamaños medidos en micras, de forma que cuando agitemos la hierba en el interior de la malla, solo deje pasar los tricomas. Existen mallas de muchas medidas, debemos usarlas en funcion del tamaño de los tricomas de nuestras plantas, aunque por lo general se suelen usar las mallas de 70, 90 y 110 micras.

hachis extraccion

Para elaborar una extracción en seco, debemos meter toda la marihuana y restos de cosecha que queramos utilizar, en el congelador durante varias horas (si un día mejor aun). Con esto se consigue que toda la materia vegetal seca y sus tricomas se congelen por completo y al agitarlos, será mucho mas sencillo separar los tricomas.

Una vez que han pasado las horas y nuestra marihuana está bien congelada, la sacaremos del congelador e inmediatamente la colocaremos dentro de la malla que vayamos a utilizar para la extracción, en este caso y a modo de ejemplo, una malla de 90 micras.

Cerraremos la parte superior de la malla con una mano (para evitar que la marihuana se salga de esta, con la agitación), y con la otra ayudaremos a sujetar la malla para agitarla con fuerza en movimientos verticales, sobre una superficie plana y limpia. Una mesa de cristal o similar nos puede servir, como superficie plana y limpia. Durante la agitación veremos como van cayendo poco a poco los tricomas sobre el cristal, formando una capa sobre este. Debemos agitar con fuerza durante unos cinco minutos por lo menos.

hachis seco

Una vez que hayamos terminado, guardamos los restos del interior de la malla (para realizar una segunda pasada tras volver a congelarlos, o para realizar una extracción con agua). Acto seguido y con la ayuda de una tarjeta (como las del banco por ejemplo), procederemos a recoger todos los tricomas depositados sobre la mesa, haciendo un montón con ellos.

hachis sobre mesa

Estos tricomas se pueden almacenar tal cual e ir consumiéndolos cuando queramos, o podemos amasarlos hasta conseguir lo que conocemos como una bola de hachís. Para amasarlos es conveniente ponerlos dentro de un plástico o papel de cocina (de esos especiales para horno), y dejarlos durante unos cuantos minutos sobre una superficie templada (o pegados a nuestro cuerpo). El calor ayuda mucho a que podamos amasar correctamente, tras estos minutos, amasaremos con las manos los tricomas a conciencia hasta obtener una buena bola de hachís.

hachis amasado

 

Extracción al agua

Para elaborar esta técnica necesitaremos también usar las mallas anteriormente citadas, aunque en esta ocasión necesitaremos un mínimo de dos mallas que utilizaremos de forma conjunta. Una de ellas ha de ser de mayor micraje (120 micras por ejemplo) y la otra de menor micraje (70 micras por ejemplo).

Pondremos la marihuana y restos de poda con tricomas en el congelador, al igual que en la anterior técnica. Necesitaremos de dos cubos de tamaño medio o grande, en uno de ellos pondremos agua y mucho hielo, hasta llegar a la mitad de la capacidad de cubo. En el otro cubo, pondremos las dos mallas a modo de colador, debajo pondremos la malla de menor micraje y sobre esta la malla de mayor micraje. Lo que queremos conseguir con esto, es que en la malla de mayor micraje se quede la materia vegetal retenida y en la de menos micraje los tricomas.

Una vez tenemos nuestra marihuana bien congelada y los preparativos listos, meteremos la marihuana congelada dentro del cubo con hielo y agua y removeremos con la ayuda de un palo durante varios minutos. Hay que remover de forma fuerte y constante durante unos cinco o diez minutos, descansar dos o tres minutos y volver a remover otros cinco minutos.

Después vertiremos el agua con hielo y marihuana sobre el cubo, al cual habíamos puesto las mallas en forma de colador. Lo haremos despacio y con cuidado, de forma que el hielo y la materia vegetal queden en la malla de mayor micraje y el agua se cuele al interior de cubo. Una vez hayamos vertido todo el agua, quitaremos la malla de mayor micraje depositando los restos de materia vegetal y hielo de nuevo en el primer cubo.

hachis agua

La malla de menor micraje, habrá recogido todos los tricomas que el agua contenía, por lo que procederemos a recogerlos con cuidado y hacer con ellos una especie de bola. Una vez tengamos la bola de hachís mojado, la apretaremos sobre un papel secante de cocina, con la intención de eliminar toda la humedad que podamos de ella.

Pondremos el mismo agua otra vez en el cubo con hielo y repetiremos la misma operación de nuevo, para obtener una nueva bola de hash húmedo. Normalmente se hacen dos pasadas, pero si alguien quiere hacer mas pasadas puede hacerlo.

hachis agua 2

Una vez que hayamos terminado, necesitaremos eliminar toda la humedad de las bolas de hachís que acabamos de obtener. Para ello necesitaremos un colador de cocina (de los de aluminio) y un cartón. Lo que haremos será rallar con la ayuda del colador de cocina las bolas de hachís, de forma que queden completamente desmigadas. Así la humedad podrá evaporarse fácilmente y evitaremos que aparezcan hongos. Tras rallarlas completamente, dejaremos los restos sobre el cartón durante un par de días, el cartón es muy absorbente, así que nos ayudará a eliminar todos los restos de humedad.

hachis polen

Una vez pasados un par de días, podremos amasar los restos de la misma forma que lo hicimos en la extracción en seco, obteniendo una bola de hachís de primera calidad.

 

Si tenéis alguna duda, dejarla en los comentarios e intentaremos ayudaros a resolverla 🙂