Noticias

shadow

Cómo cultivar Marihuana en COCO

EL cultivo de Marihuana  puede realizarse utilizando diferentes sustratos, o medios que hagan la función de sustrato. Desde el clásico cultivo en tierra, al coco, agua (hidro) e incluso aire (aeroponia). Las técnicas que podemos utilizar son realmente asombrosas, muy efectivas y cada cual tiene sus pros y sus contras.

Obviamente se precisa de un mínimo de experiencia para poder aventurarse a probar el cultivo en diferentes medios, por lo que si nuestra experiencia en el cultivo de marihuana es limitada… la mejor opción sin lugar a dudas sigue siendo cultivar en tierra.

Pero… si ya hemos realizado algunos cultivos en tierra, tenemos claro el uso de los abonos y la medición del ph y la ec…. ¿por qué no experimentar con otros medios?

Hoy vamos a hablar del cultivo en Coco, que a nivel personal me parece una de las mejores opciones disponibles, dado que no es demasiado complejo ni requiere de grandes cuidados.

Como todos sabemos el talón de Aquiles de las plantas de Marihuana es su sistema radicular, el cual de forma generalizada entre todas las variedades de cannabis existentes… es dedil, flojo, poco vigoroso en comparación con otras especies vegetales (exceptuando unas pocas variedades de cannabis que parecen tener un sistema algo más desarrollado).

raíz de marihuana

Lógicamente cuanto mas desarrollado este el sistema radicular de nuestras plantas, mayor facilidad tendrá para absorber agua y nutrientes, lo que se transforma en un crecimiento más rápido y vigoroso y una floración más explosiva. Los resultados finales obviamente serán de una calidad superior, siempre que los demás medios de cultivo también estén optimizados (temperatura, humedad, lúmenes, nutrientes y sistema de circulación del aire).

El coco es un sustrato inerte, realizado con las fibras que envuelven los cocos (obtenidos del cocotero). Estas fibras se lavan, se esterilizan y se dejan secar para ser comercializadas como fibra de coco para el cultivo de Marihuana.

Pero no todas las empresas que comercializan fibra de coco lo hacen con un producto de calidad, por lo que debemos buscar alguna empresa de confianza y calidad (olvidando por completo esos ladrillos de coco que venden para expandir en agua… la mejor opción es comprar sacos de fibra de coco).

fibra de coco

Ventajas de cultivar en coco

Debido a que nuestra planta podrá desarrollar un sistema radicular mucho mayor que si utilizamos por ejemplo tierra, la absorción de nutrientes será también mayor y más efectiva.

Eso se traduce en un crecimiento mucho más acelerado y vigoroso, nuestras plantas crecerán de forma más rápida a lo habitual.

El ciclo de floración también se verá afectado, la producción de cogollos será visiblemente mayor y el engorde los mismos más efectivo.

En resumen, obtendremos plantas más vigorosas, rápidas y productivas.

Otra de las grandes ventajas de cultivar en coco, es que sabremos en todo momento la cantidad de nutrientes que nuestra planta está recibiendo. Podremos acabar con cualquier carencia de forma más efectiva e incluso realizar lavados de raíces en cualquier momento del ciclo si fuera necesario.

Otra de las grandes ventajas del cultivo en coco, es la facilidad para regar. El coco cambia de color y peso cuando necesita ser regado, pasa de un marrón oscuro a un marrón claro, una pista claramente visible. También su peso disminuye drásticamente cuando está seco, frente a cuando está húmedo. Ya que el coco es como una “esponja”, absorbe y retiene agua hasta que esta se evapora o es absorbida por la planta.

Otra gran ventaja, es que no necesitamos grandes macetas para obtener grandes resultados. Si por ejemplo estamos acostumbrados a cultivar en macetas de 12 litros con tierra, si cambiamos a coco bastaría con utilizar macetas de 5 litros (o 7 litros, al gusto). Para obtener plantas del mismo tamaño o incluso de mayor tamaño.

cogollo cultivado en coco

Inconveniente de cultivar en coco

El único inconveniente de cultivar en coco es que debemos ajustar los nutrientes en todos (o casi todos) los riegos, así como el nivel de acidez del agua (ph).

Pero si ya tenemos experiencia calibrando la EC y el PH, el inconveniente es mínimo. Todo lo demás… son ventajas.

Cómo cultivar en coco

En realidad no tiene ningún misterio, simplemente debemos saber que los parámetros de PH y EC que vamos a utilizar son diferentes a los que utilizaríamos si cultivamos en tierra.

La primera semana de vida, cuando pongamos la semilla (germinada o no) en la maceta debemos usar un agua de riego con el PH calibrado a 5,6 y una EC máxima de 0,6.

La segunda semana de vida subiremos el PH a 5,7 y la EC a 0,8. Iremos subiendo progresivamente cada semana hasta llegar a la quinta o sexta semana con un PH de 5,9 y una EC de 1,3 como máximo.

Estas son los parámetros estándar para el ciclo de crecimiento, aunque como todos sabemos, algunas plantas son capaces de consumir más nutrientes y otras menos, por lo que si observamos que la planta necesita más nutrientes, bastará con aumentar un poco la EC, si observamos que comienza a tener un exceso de nutrientes, bastará con reducir la EC o realizar algunos riegos solo con agua con el PH calibrado.

cannabis en crecimiento

El ciclo de floración lo comenzaremos con un PH de 6,0 en el agua de riego que iremos aumentando progresivamente hasta 6,2 ó 6,3.

La EC la iremos aumentando también de forma progresiva hasta llegar a 1,8 en el pico de floración, justo cuando los cogollos están engordando (en indicas sobre la 6ª ó 7ª semana de floración, en sativas depende del ciclo total de floración). Para después ir reduciendo la EC nuevamente a niveles más bajos.

Unos diez días antes de la cosecha, haremos un lavado de raíces a conciencia, añadiendo agua hasta que el agua de drenaje salga completamente trasparente. Y a partir de ahí solo regaremos nuestras plantas si el sustrato se seca, pero sin ningún tipo de nutriente, estimulador, ni nada…. Solo agua (en realidad durante estos diez últimos días tampoco es necesario regular el PH).

Y poco más…. Como veis, en realidad cultivar en coco es realmente sencillo, simplemente debemos saber manejar los niveles de nutrientes en el agua de riego (EC) y la alcalinidad de la misma (PH).

cannabis en floración

Podemos usar abonos minerales o naturales (aunque no todos los naturales están recomendados para el cultivo en coco). A nivel personal puedo comentaros que los mejores abonos que he probado para el cultivo en coco son los de la gama Green House Feeding (Powder Feeding para ser exactos).

Cuando cosechéis vuestras plantas, no dudéis en sacar el cepellón de la maceta y apreciar el excelente sistema radicular que se desarrolla cuando cultivamos en coco.